El capital privado en España se centra en inyectar liquidez a sus participadas en el Covid-19 para que den rentabilidad

El capital privado en España se centra en inyectar liquidez a sus participadas en el Covid-19 para que den rentabilidad

El capital privado español se ha concentrado en inyectar liquidez a sus firmas participadas en cartera durante la crisis del Covid-19, por lo que la actividad inversora ha sido «más tranquila» en los últimos meses, según la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión.

«Los retos del sector a corto plazo son inyectar liquidez a las empresas en cartera e intentar que generen rentabilidad, y a medio plazo colocarlas en una posición de fortaleza de cara a 2021», ha explicado el presidente de Ascri, Aquilino Peña, en la XIII edición de los Premios al capital privado en España.

Los fondos han estado «muy concentrados en la gestión y estabilización de sus participadas», ha coincidido el socio director de asesoramiento financiero de Deloitte, Enrique Gutiérrez, quien cree que «aún es pronto para hacer una evaluación completa del impacto del Covid-19».

La patronal del capital privado ve necesario «seguir posicionando al ‘venture capital’ y ‘private equity’ como una inversión necesaria para los inversores institucionales» y confía en ser un «interlocutor clave de cara a las administraciones públicas para crear un entorno de certidumbre y equipararlo a los países del entorno».

Según Deloitte, la actividad inversora, que ha estado más tranquila durante estos meses, irá intensificándose progresivamente a medida que se avance en la capitalización y en la financiación del proceso de recuperación empresarial y en dinamizar los procesos necesarios de consolidación de determinados sectores y de migración de los modelos de negocio de sus participadas.

«La actividad de ‘fundraising’ se ha ralentizado, porque los grandes inversores internacionales están todavía evaluando las consecuencias de esta situación», ha afirmado Gutiérrez, quien ha subrayado que las inversiones hechas en momentos de crisis «terminan en el medio-largo plazo siendo las más rentables».

Por su parte, la inversión de ‘business angels’ ha continuado «su trayectoria creciente, y la calidad de los proyectos y la profesionalidad de los inversores cada vez es mayor», según ha explicado Juan Roure, profesor de IESE Business School.

«El Covid-19 ha supuesto un reto y afectará al nivel de inversión, y la labor de los ‘business angels’ será continuar aportando valor a las compañías en los próximos años, ya que habrá grandes oportunidades de inversión», ha señalado Roure

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies